Buscar

SER TOLERANTE CON LOS DEMAS....

Ser tolerante con los demás...


Este es un asunto que en nuestra humanidad depende de algunos factores. Por ejemplo, es difícil soportar los hechos y acciones de alguien que amamos, que queremos pertenecer, si debemos favores, etcétera. No es lo mismo, cuando rechazamos a alguien y no queremos ser parte de su mundo, es muy probable que las acciones del último caso sea menos tolerable.

La palabra de Dios nos ofrece un estilo de vida que puede tener mejores resultados. Nos recomienda que:

«Nada hagáis por egoísmo o por vanagloria, sino que, con actitud humilde, cada uno de nosotros considere al otro como más importante que a sí mismo, no buscando cada uno sus propios intereses, sino más bien los intereses de los demás» (Flp 2.3–4 ) La vanagloria no es más que una gloria ficticia. Es aquella que tiene apariencia de ser genuina, pero que en realidad viene de una fuente que jamás puede producir verdadera gloria, porque el único que posee gloria es Dios mismo. Y Aquellas cosas en las cuales su persona es claramente visible, también poseen gloria.

Las otras «glorias» son las que fabricamos nosotros los hombres: tienen muy poco brillo.

El egoísmo es la actitud que tiene una persona al pensar y sentir que todo lo bueno y agradable le pertenece solo a él o a ella.

Tal vez, tú has estado buscando una gloria que es vana y hoy te siente cansado y frustrado. También, puede ser que a pesar de tener lo que necesitas para ser feliz no lo disfruta porque siempre deseas la vida de los demás.

Esta vida es única y jamás podremos recuperar el pasado de nuestra vida. Lo que hemos hecho eso es lo hemos sembrado pero hoy podemos establecer un presidente en nosotros, algo nuevo y más saludable para nosotros y los que nos rodean.

Pídele a Dios que te ayude si hay algo en ti que necesita ser cambiado.

Bendiciones,

Diómedes Franco

26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo